ISLA FRIENDSHIP, CONEXIÓN OVNI, - Libro Completo - páginas 71- 80

22.07.2014 21:28

ISLA FRIENDSHIP, CONEXIÓN OVNI, - páginas 71- 80

71

Algunas provienen de 3 años de conversaciones radiales con miembros de la 
Congregación Friendship, otras son mis propios recuerdos concientes y finalmente de esta 
serie de flash back, que cada vez experimento con mayor frecuencia y claridad. 
No soy un contactado que viene a decirles a Uds. como vivir, o como salvar a la 
humanidad. Tampoco vendo pasajes para una huída en masa hacia un mundo mejor. 
Tal vez ya es demasiado tarde. 
Jamás se me ha ocurrido que Uds. sean débiles mentales, como para tener que repetirles 
constantemente palabras como amor o paz para que sigan leyendo. 
Para actuar sobre la humanidad, primero hay que corregir al individuo, estas son las 
enseñanzas de Friendship. 
Me consta que los tratamientos realizados en la isla son ―milagrosos‖ para nuestros 
standards, pero no se trata de que un rayo divino lo azote a uno y lo deje 0 Km. 
Yo, tuve cáncer en estado avanzado en ambos pulmones y ahora estoy sano, pero mi 
capacidad respiratoria, quedó bastante disminuida. 
El caso de mi esposa es más decidor, lo que ella tuvo fue el reventón de un aneurisma 
sifón en el cerebro, lo que le provocó una cuadraplejia. Ahora está normal (aunque a 
veces, cuando veo las cosas que compra, me asalta una duda). Sin embargo, perdió el 
olfato y parte de la memoria inmediata. 
Ambos estamos vivos, respiramos, gozamos el uno con el otro y sabemos que estamos 
viviendo de prestado. Agradecemos profundamente que nos hallan juntado, y las 
secuelas que nos quedaron las tomamos con humor. 
A mi mujer se le olvidan las cosas, pero sé que le gustan ciertos chistes. 
No son más de 6, y yo llevo 10 años contándoselos. Los mismos. 
La pobre me encuentra ―tan divertido‖...... 
Parece que en un comienzo tuvieron problemas para curarme, según lo he sabido 
posteriormente. 
Para hacerlo se necesita la plena cooperación y entrega del paciente, lo que conmigo, 
dada mi antigua manera de pensar, no se conseguía. Lo que estaba ocurriendo no era 
―normal‖ y menos aun lógico, por lo tanto yo no lo creía. 
Tuvieron que convencerme. 
Hace no mucho recordé una conversación con Rafael al respecto: 
 
< Puede que tu no encuentres lógico que se pueda curar un cáncer avanzado, pero 
¿quién eres tu? , ¿eres médico acaso? > 
< Ni siquiera sabes que es el cáncer y como se origina, y ya dentro de tu arrogancia 
niegas la posibilidad de una curación > 
- Es que yo sé que...... 
< ¿Qué sabes tu?, lo que has leído o te han dicho. Seguramente estarías feliz si te 
operáramos > 
- Es lo que normalmente se hace. 
< Cala una sandía y sácale un trozo. Después tápala. Al cabo de 5 días, ¿Ha seguido el 
mismo procedimiento de envejecimiento que las demás sandias? > 
- ¿Entonces, qué van a hacer? 
< Todo a su tiempo. Primero tienes que enterarte y convencerte de qué es el cáncer; 
visualizar tu caso. Entonces podremos proceder. 
No sacamos nada con extirpar el mal y no la causa.> 
- ¿Y cuál es la causa? 
- < Tu >
 

72

- ¿Cómo yo?
< El cáncer es de origen psicológico y tu lo gatillas cuando, debido a tu modo de vida, 
generas las causas.> 
- ¿Cuáles son esas causas? 
< Ira, envidia, desconsuelo, pérdida de algo vital, rencor, deseos de venganza, etc. Todo 
esto baja tus defensas celulares 
– por decirlo de alguna manera – y permite que algo tan intimo como tu código de 
reproducción celular, falle. Es decir, allí permites que las substancias que Uds. llaman 
―cancerígenas‖ actúen> 
- ¿Y cuál es la cura? 
< Generar en ti el proceso inverso. Ese es uno de los principios básicos de la naturaleza. Si 
sacas tierra del suelo, haces un hoyo; si vuelves la tierra al hoyo, lo tapas. 
¿No se te había ocurrido? > 
- O sea que mi cura va a ser psicológica – dije entusiasmado. 
< No, tu ya te causaste daño físico, y profundo. 
Espiritualmente podemos conseguir que las causas que causaron tumal desaparezcan, lo 
que te protege de una recaída. Este tratamiento generalmente basta cuando el cáncer 
está comenzando, pero no es ese tu caso> 
 - ¿Y? – pregunté asustado. 
< Tendremos que intervenirte, pero no te preocupes, no somos como tus médicos, que 
abren a la gente como reses en el matadero. > 
- ¿Cuál es el secreto entonces? 
< Este es el secreto > – dijo Rafael sonriendo, al mismo tiempo que me enseñaba una 
botella, que había sacado del anaquel que estaba sobre su cabeza y detrás del 
escritorio. 
Se trataba de un liquido cristalino seroso, contenido en una botella de vidrio de unos 
500cc. No se le veía nada especial. 
< Esto es una combinación de dos fluidos, uno orgánico y el otro inorgánico. Lo que nos 
costó fue homogenizarlos. El orgánico, entre otras cosas, contiene ciertos virus mutantes 
que tienen la particularidad de ser absorbidos vorazmente por los tejidos cancerosos, en 
proporción de 96 a 4 con respecto a las células sanas. 
El inorgánico, parecido a la silicona que ustedes usan, es inocuo, pero tiene especiales 
cualidades magnéticas> 
 Hasta aquí vamos bien – pensaba yo. 
< Después, te inyectaremos este liquido, lo más cerca de los tumores que podamos> 
- ¿¡¡Cómo!!? – pregunté. 
< Con un instrumento> 
- ¿Puedo verlo? 
< No, eso solo te indispondría más aun en contra del tratamiento. 
¡Por qué no eres igual que tus amigos de Santiago, y te figuras que lo hacemos con el 
pensamiento!> – dijo Rafael riendo. 
- Bien, trataré de imaginármelo así – dije no muy convencido. 
< Luego interviene una máquina, que a mediante dos electrodos, hacen pasar a través 
de tu cuerpo una corriente magnética que enfría al liquido, el que en esa forma llega 
casi al cero absoluto. 
Al ocurrir esto, las células cancerosas se destruyen por congelamiento y cristalización, no 
así las sanas. Los desechos son eliminados a través de tus glóbulos blancos, los que 
posteriormente nos encargaremos de fortalecer.> 

 

73

¡Ese era el tratamiento! No recuerdo haberlo recibido, pero parece que funcionó, ¡Estoy 
vivo! 
Estoy vivo física y espiritualmente, ya que allí también parece que comencé a 
comprender. 
No todo es materia. 
Hay dos formas de enfrentar la vida: 
Una es creer que nada es un milagro y la otra es creer que todo es un milagro. 
Me adhiero a la segunda. 
 
 

Terrorismo 

 
El 19 de abril de 1995, a las 9 de la mañana, un camión bomba hacía volar por los aires el 
edificio Murrah en la ciudad de Oklahoma, con un resultado de 168 victimas, incluidos 20 
niños. 
Su autor acaba de ser ajusticiado sin siquiera arrepentirse. Su nombre era Timothy 
McVeigh. 
Si busca en la Torah la combinación matemática que le permita escribir Timothy en 
caracteres hebreos, la encontrará en Génesis 37, 12-19. 
Luego busque McVeigh, que está en Génesis 37, 8-9. 
Aplicando la misma plantilla matemática siga buscando y llegará a esto: 
 
Como pueden verlo, están las frases: 
 
 ―Su nombre es Timothy‖ ―Mc Veigh‖ 
 ―Día 19‖ ―En la 9ª hora‖ ―Por la mañana‖ 
 ―Emboscó, Sorprendió, Terror‖ 
Si desea saber más, 
 
 ―Edificio Murrah‖ aparece codificado entre Génesis 35, 3 y 46,6 . 
 ―Oklahoma‖ entre Génesis 29, 25 y 35, 5. ―Muerte‖ en Génesis 30, 20 
 ―desolados, aniquilados‖ en Gen 35, 3 ¡Todos con la misma clave matemática! 
ESTO NO ES BROMA, USTED MISMO PUEDE PROBARLO. (con el programa adecuado) 
 

 Un Mundo de Vibraciones 

 
Friendship quiere que la Humanidad redescubra la inmemorable verdad del fondo de 
"energía espiritual" que compone el tiempo y el espacio, a través, entre otras cosas, del 
estudio, o por lo menos de la preocupación, por las vibraciones y sus armonías. 
Este es un sendero que ya fue avizorado, en parte, por algunos pocos iluminados en la 
antigüedad, pero que no existió la vision suficiente como para continuarlo. 
La aparente simplicidad de este sistema armónico es lo que lo hace tan explicable, ya 
que finalmente no se necesita de ningún laboratorio ni instrumento complejo, para 
entender la mayoría de él, a pesar de que esta es la verdadera realidad que nos rodea. 
 
¡Las cosas no son tan complicadas como algunos insisten en hacerlas aparecer! 
Investigando este fenómeno, que la mayoría de nuestros científicos han ignorado por 
muchos años, podremos encontrar realmente notables revelaciones.
 

74

La vibración, es sin lugar a dudas, el aspecto más importante del comportamiento del 
éter, ya que todas las evidencias que tenemos, prueban que el éter se comporta 
exactamente como si fuera un fluido vibrante. 
¿Qué es una vibración? Es un movimiento reiterativo y constante de algo. 
Descubriendo la oculta dinámica de la vibración, el resto del cuento irá tomando mucho 
más sentido, a medida que avancemos; así es que hablaremos de esto primero. 
Llegaremos a ver, que comprender la vibración armónica, es la llave para entender la 
naturaleza y estructura del Universo en todos los niveles, desde los quánticos a los 
galácticos. 
La forma más familiar y fácil de familiarizarnos con las vibraciones, es a través del sonido. 
Todo lo que suena, es porque está vibrando y lo que oímos pueden ser ruidos o sonidos. 
Los ruidos, son percibidos por nuestros oídos como un conjunto de vibraciones 
desordenadas. Pero, ¿Cómo es posible que con vibraciones podamos construir una 
sinfonía? 
Muy fácil (decía Motzart): ordenándolas debidamente. 
El filosofo y matemático griego Pitágoras, hace ya mucho tiempo, cachó esto, y por eso 
hoy es conocido como el descubridor de la Escala Diatónica. 
 
¿Qué es eso? Cualquier músico podrá decírselo. Es la única forma de agrupar los sonidos 
para que se escuchen armónicos o gratos al oído (música) y así poder usarlos a gusto. Eso 
se consigue juntando los tonos puros de a ocho. 
Esas son las Octavas del piano o de cualquier otro instrumento. 
En una octava hay siete "nodos o tonos" fundamentales de vibración, seguidos por un 
octavo. Esta octava nota tiene dos propósitos; no solo completa una Octava sino que 
también da comienzo a la siguiente. ¿Curioso no? 
Pero hay más curiosidades: existen precisas relaciones matemáticas entre esas ocho 
notas. 
Pitágoras comenzó tomando una cuerda estirada, que diera una nota cuando se la 
pulsaba, y midió su longitud exacta. Entonces, tal como se toca una guitarra, apretó los 
dedos en diferentes longitudes de la cuerda, pulsándola para obtener así diferentes 
notas. 
Cada vez que él tocaba una nota, dividía la cuerda en dos secciones diferentes, y las 
longitudes relativas de las dos secciones eran entonces medidas y anotadas, para cada 
nota que obtenía. 
Entonces Pitágoras mostró que la frecuencia (o velocidad de vibración) de cada nota 
podía ser representada como una proporción matemática, entre la longitud de las dos 
porciones de cuerda, o dos números. De allí el termino: Proporciones Diatónicas. 
Mayores investigaciones lo llevaron a construir la Octava como la agrupación más simple 
de las varias proporciones usadas, tales como: 1:1, 2:1, 3:2, 5:3, 13:8 y 21:13. 
La nota más alta en una Octava tiene una velocidad de vibración o frecuencia que es el 
doble más rápida que la nota más baja, y esta es la forma más básica de ver como una 
Octava organiza todo un grupo de vibraciones de sonido. 
Cada nota, ya sea Do, Re, Mi, Fa, Sol, La o Si, se duplicará en su valor en la próxima 
octava. Las octavas están constantemente duplicándose en sus vibraciones, pero 
solamente hay unas pocas octavas dentro del rango de la capacidad del oído humano. 
Cuando una cuerda comienza a vibrar nosotros no la escuchamos, hasta que alcanza 
una frecuencia de aproximadamente 20 veces por segundo. Allí oímos un sonido muy 
bajo. 

 

75

Si hacemos que esa cuerda vibre más rápido, o sea aumentamos la frecuencia 
comenzamos a escuchar como el sonido sube, es decir se hace más agudo. 
Si seguimos aumentando esa frecuencia hasta llegar a las 20.000.- oscilaciones por 
segundo (ciclos), repentinamente dejamos de oír el sonido. 
No es por que este haya dejado de existir a nuestro alrededor, es porque nuestro hard 
ware (sistema auditivo) no es capaz de captarlo; la vibración es demasiado rápida. 
Si seguimos aumentando la frecuencia, por supuesto que no oímos nada, pero otras 
cosas comienzan a presentarse: los ultrasonidos. 
Podemos seguir subiendo hasta llegar a las ondas hertzianas o de radio, las ondas cortas, 
la VHF, UHF, etc., etc. 
Nadie ha pensado en ordenar esas vibraciones en Octavas, pero ¿por qué no? 
Seguimos aumentando la frecuencia y llegamos a 382.212.465.065.984 oscilaciones por 
segundo ¿Qué vemos? 
El color rojo. 
Estamos en el Espectro Luminoso, es decir ahora vemos el efecto de las vibraciones, no las 
oímos. Seguimos subiendo la frecuencia y pasamos al anaranjado, al amarillo 
(474.989.023.199.232), al verde, azul, violeta y..... luego desaparece de nuestra vista el 
espectro luminoso. 
¿Es que ya no existe nada más? 
No. Poquito más allá (784.424.930.131.968) está el ultravioleta, que si bien no lo vemos, 
porque nuestros ojos no son capaces, podemos percibir sus efectos. 
¿Y si los ordenáramos en Octavas? 
¡Eureka! Encontraríamos que algo idéntico a lo que ocurre con las vibraciones de sonido, 
ocurre en el espectro luminoso, donde distinguimos siete colores visibles - rojo, 
anaranjado, amarillo, verde, azul, índigo y violeta - antes de comenzar un nivel más alto u 
otra Octava de vibraciones, tales como el infrarrojo y el ultravioleta 
Ahora sabemos que la frecuencia de los fotones que crean luz visible, está simplemente 
algunas Octavas más alta en vibración, que el de las frecuencias de sonido de la Octava 
musical. 
En otras palabras, Ud. podría tomar las proporciones numéricas entre cada nota en la 
escala Diatónica musical y duplicarlas muchas veces, y eventualmente encontraría lo 
mismo, idénticas proporciones entre la velocidad de vibración del espectro luminoso. 
La única diferencia es la magnitud - el sonido vibra mucho más lento, mientras la luz vibra 
mucho más rápido. 
Lo que hemos tratado de explicar es que no porque no nos enteremos con nuestros 
imperfectos sentidos de algo, esto no existe. ¡Simplemente es que nuestros sentidos no son 
capaces de percibirlo! 
Cuando cualquiera de las frecuencias de la luz, o longitudes de onda, viajan a través del 
espacio, se mueven a lo que la mayoría de la gente cree que es una velocidad 
constante, estimada aproximadamente en 300.000 kilómetros por segundo. 
Se piensa que nada en el universo puede exceder este punto, así es que la velocidad de 
la luz o "c" es la vibración o el movimiento más rápido, que existiría, desde nuestra 
perspectiva aquí en la Tierra, en la tercera dimensión. 
Casi todos los científicos en el siglo veinte han considerado a "c" como la vibración más 
rápida posible en el universo, aunque ahora nuevas fuentes sugieren que "c" es solamente 
la vibración más rápida posible, bajo condiciones naturales en la tercera dimensión. 
Anormales condiciones creadas en un laboratorio, tales como un tubo con gas de cesio 
bajo alta presión, que es iluminado por luz que incide "de costado", puede crear luz hasta 
 

76

trescientas veces más rápida que "c". ¿No lo sabían? Esto fue publicado en el New York 
Times en Mayo del 2000. 
También la Dra. Lene Hau en Stanford logró frenar la luz hasta 60.Km/h. 
Por lo tanto ya sabemos que c no es una constante. 
Actualmente, la ciencia oficial define la velocidad de la luz como el final o el límite de las 
vibraciones en nuestra realidad. 
Sin embargo, Friendship llama a este grupo de frecuencias, nuestra propia "octava 
maestra" de vibraciones, en la tercera densidad o dimensión. Es lo que percibimos a 
través de nuestros sentidos, los que como ya dijimos están calibrados para ciertos 
parámetros. Es lo mismo que si Ud. quisiera pesar una flor y la llevara a una romana en la 
carretera donde pesan camiones: indicaría cero. ¿Significaría eso que la flor no pesa? 
Las primeras palabras del Génesis son: "En el principio, Dios dijo: hágase la luz y la luz fue 
hecha." Sin duda que hay gran verdad en estas palabras, más de la que nuestros 
actuales científicos están dispuestos a aceptar. 
Aunque podemos oír sonidos y ver colores, normalmente nosotros no pensamos en ellos 
en una forma geométrica física, en dos o tres dimensiones que represente con precisión a 
estas vibraciones. Sin embargo, numerosos investigadores como Gerald Hawkins, 
Buckminster Fuller y Hans Jenny han mostrado en el pasado, que las vibraciones de sonido 
formarían específicos patrones geométricos, si lo que usted está haciendo vibrar es algo 
visible en vez de solo aire, el que normalmente no es visible. 
Gerald Hawkins realmente no llegó a estos descubrimientos a través del estudio de las 
vibraciones. En su caso, fue guiado hacia sus descubrimientos después de pasar años 
investigando los fenómenos de los "círculos en los cultivos" ("crop circles"), donde 
complejos patrones geométricos aparecían de la noche a la mañana en diferentes 
campos de trigo y de otros cereales, alrededor del mundo, normalmente visibles solo 
desde el aire. Para su asombro, el área superficial de las geometrías interiores, de esos 
diseños, cuando se las dividía por el área de sus círculos exteriores, mostraba 
exactamente la misma relación de proporcionalidad, responsable por las vibraciones de 
la música en la Octava, es decir "las proporciones diatónicas" que mencionamos más 
arriba. 
Exactamente lo que Pitágoras demostró con ese instrumento monocorde, solo que ahora 
en vez de la proporción del largos de las cuerda, tenemos una proporción de geometría 
(superficies) que indica la misma cosa. 
Mi intención no es aburrir al lector con una improvisada clase de física, que entre otras 
cosas, no soy la persona indicada para dictar, pero si siguiéramos internándonos en estos 
vericuetos y aparentes coincidencias, veríamos con estupor, como cada vez nos vamos 
acercando más a las conclusiones que por otros caminos, van llegando los actuales 
científicos. 
El diagrama que pueden ver aquí, es una "Expansión esférica de trinquete, de forma de 
tetraedro a lo largo de pasadizos de base fractal". Y está relacionado con lo que en 
Friendship aprendí a llamar Geometría Sagrada. ¿Puede usted negar el parecido de este 
diagrama, con algunos de los "crop circles" que están continuamente apareciendo en el 
mundo? 
La Geometría Sagrada es el estudio de formas geométricas y espirales, que tienen una 
relación innegablemente espiritual con la humanidad. ¿Sabia que los cuerpos de todas 
las criaturas vivientes deben crecer en esas proporciones? ¡Y así lo hacen! 
Muchos de los más grandes estudiosos de la historia se han preocupado en extenso de 
este hecho, a medida que se iban fascinando al descubrir que diferentes formas de vida,

 

77

de cada posible variedad en la Tierra, demostraban este musical principio vibracional, 
que envolvía la interrelación del tiempo con el espacio. 
Simples conchas marinas nos dan una perfecta representación de la espiral de Fibonacci, 
como lo hacen los patrones de crecimiento de las plantas, las huellas digitales, el cuerno 
de un buey, el interior de un girasol, y muchas, muchas diferentes proporciones en los 
esqueletos de animales y seres humanos. 
Si nuestros científicos oficiales no nos dan razones como para creer que estos principios 
armónicos son necesarios en el crecimiento de las formas de vida, entonces nos 
preguntamos: ¿Para qué existen? 
Si las proporciones no fueran importantes, entonces ¿por qué nos encontramos con ellas 
a cada rato? 
Sin duda, simplemente, estamos ignorando la evidencia que está a nuestro alrededor, 
evidencia que prueba que todo en el Universo está entrañablemente ligado a la 
vibración. 
Sin importar si las formaciones de "crop circles" (círculos de las cosechas) son hechas por 
mano humana o por otra forma de inteligencia, sus diseñadores parecen muy 
empeñados en mostrarnos las relaciones que existen entre lo que estamos conversando y 
ciertas geometrías que recién empiezan a preocupar al hombre. 
El problema es que nosotros insistimos en mirar la creación, solo desde nuestro enjuto 
punto de vista: únicamente en tres dimensiones. 
Es el caso de los fractales, creación matemática estrechamente ligada a los crop circles. 
Aunque Mandelbrot creía que los fractales no eran totalmente tri dimensionales, 
numerosas formaciones de crop circles nos muestran otra cosa. 
Nuestra creencia es que una forma más alta de inteligencia extraterrestre, está 
produciendo estas formaciones, y que su propósito es enseñarnos sobre este nuevo 
sistema de ciencia que es el que Friendship pregona. 
 

Vienen 

 
Desde hace poco, y guiado por algunos links que gentilmente han ido enviando a mi 
casilla, he estado leyendo otras opiniones nacionales de ―especialistas‖ sobre este tema, 
o sobre ―ufología‖ en general. 
Hay de todo y para todos, especialmente peleas y descalificaciones personales, pero 
nunca he visto algo que realmente explique que se hace cuando uno efectivamente ―ve 
algo‖. Me refiero a algo real e insólito. 
Estoy seguro que a más de alguno de ustedes, de los que nunca han visto nada y poco 
creen, de repente, se van a encontrar con la sorpresa de sus vidas..... 
¿Qué se hace en esos casos? 
Hace 15 años eso me pasó a mi......junto a un grupo de desconocidos. 
La mayoría éramos prácticamente escépticos, y no existía algo similar al actual Comité 
de Estudio de Fenómenos Aéreos Anómalos (CEFAA) dependiente de la Dirección de 
Aeronautica Nacional, organismo que mal que mal se ha constituido en arbitro valido 
entre investigadores, timadores, escepticos y fanáticos delirantes 
En esos tiempos, esto de los OVNIS era administrado por agrupaciones con nombres 
rimbombantes que las hacía aparecer oficiales y científicas. Ninguno de nosotros tenía la 
más mínima experiencia en esas cosas, así es que caímos en casi todas. 
Éramos como 12 así es que cada vez que visitábamos a algún ufólogo llenábamos 
oficinas, casas o departamentos. 
 

78

Esto era muy bien mirado por los consultados y por los periodistas especializados, ya que 
hacía aumentar el número de sus adeptos. 
Visitamos un departamento en el centro de Santiago donde nos recibió un grupo de 
personas enfundadas en buzos blancos, los que los hacían parecer como astronautas 
araucanos. 
También una casa en La Florida donde personas con túnicas nos obligaron a usar 
incómodos gorros de cobre con antenas de alambre galvanizado, a tomarnos de las 
manos y recitar mantras. Aun hoy día, no puedo dejar de reírme cuando recuerdo al 
actual Contralor de una de las empresas más grandes de Chile, mi amigo Oscar C. y a su 
buena moza esposa Cristina metidos dentro de los cascos de cobre, mirándose 
avergonzados y con las antenas enredadas. 
Muchas veces salíamos furiosos y prontamente nos dimos cuenta que a estas personas 
tenían más interés en sumarnos a sus grupos, que en averiguar que es lo que 
efectivamente pasaba. 
Además no tenían idea de lo que nosotros queríamos saber y probablemente muchos de 
ellos ni siquiera nos creían, pero aparentaban hacerlo porque veían una posibilidad 
publicitaria. 
Nos enteramos como funcionaban estas cofradías. 
Si aparecía un OVNI en el Cajón del Maipo, se formaba un grupo alrededor de esa 
experiencia. 
Entre los interesados se elegía Presidente, Secretario y Tesorero y se fijaban los días de 
reunión para discutir el tema, además de mandar a hacer un timbre de goma. 
El problema era que en dos o tres meses de reuniones, los miércoles en la tarde, el tema 
se agotaba. 
Además seguramente ya, en otro lugar, se había visto otro OVNI, lo que había generado 
otro grupo, el que también había elegido su directiva. 
Como el segundo fenómeno era más reciente, los miembros del primer grupo, 
comenzaban a cambiarse de club. 
Todo esto generaba una tremenda competencia entre grupos, los que se peleaban a 
muerte por mantener sus adeptos. 
También los Presidentes de cada club tenían que tener constantemente novedades 
interesantes, si no, corrían el riesgo de quedar solos, con el timbre de goma y los papeles 
con membrete recién hechos. 
Eran muchos los que aseguraban estar en contacto directo con entidades extraterrestres, 
las que constantemente enviaban recados para que no cortáramos los bosques, 
cuidáramos la capa de ozono y pagáramos las cuotas del club. 
A tal punto llegaba esto, que un cierto Presidente de un Centro Científico de 
Investigación Académica de Ovnis y Entidades Extraterrenas, que estaba quedando solo, 
confesó confidencialmente en una reunión de su grupo, que Carrilianish, comandante de 
una nave de la III Flota, de la IV Galaxia, en su comunicación habitual con él, había 
anunciado que en señal de amistad hacia los terrestres, se dejaría ver (con su nave por 
supuesto), el sábado X, por la noche. 
Ese grupo de ―investigadores‖ había sido grande y poderoso, pero ahora, no tenía más 
de siete miembros, a los que se les recomendó absoluta reserva al respecto. 
La impaciencia era considerable y, como es lógico a más de alguno, con el nerviosismo, 
se le escapó el secreto. Ahora, el nuevo poseedor de la revelación, tampoco pudo 
aguantar mucho y se lo confidenció a sus más íntimos, y así sucesivamente.

 

79

El cierto caso es, que el día del encuentro, en un camino de tierra, donde se inicia la 
subida a la cuesta de Pelvín, había por lo menos, unos cincuenta automóviles. 
Cuando llegó el Presidente, no lo podía creer y no hallaba como deshacerse de los 
intrusos, lo que finalmente fue imposible. 
Así fue como la caravana de vehículos comenzó a subir la serpenteante cuesta hasta 
llegar a su cima. Allí se pusieron a esperar. 
Eran las 11 y media de una fría noche de invierno y el cielo estaba nublado, ya llevaban 
casi dos horas de espera y muchos, especialmente los no contactados, comenzaron a 
impacientarse. 
La mayoría, eran personas comunes y corrientes que habían escuchado el cuento 
incompleto o distorsionado, de parte del amigo de un amigo. Algunos, previsores, habían 
llevado frazadas y botellas de pisco, otros, yerba y guitarras. 
A las 12 y media el frío arreciaba y algunos envalentonados por las botellas de pisco 
comenzaron a cantar y pronto pasaron a conocidas canciones obscenas. 
Esto desagradó a otros que iban con niños, y comenzaron a reclamar. 
El Presidente se vio obligado a tomar cartas en el asunto, dirigiéndose a los transgresores y 
explicándoles que el Comando de Carrilianish prohibía el consumo de alcohol. 
Los bebedores, no tenían idea de quien podría ser ese señor bajito de bigote y terno 
oscuro, que les pedía que botaran el pisco, así es que lo mandaron a buena parte con 
recomendaciones a su genealogía materna. 
El Presidente, hombre precavido, volvió al amparo del vehículo de sus adeptos. 
Es lógico que a las 2 AM. , después de comer y beber, comenzaran las necesidades 
fisiológicas, las que cada uno trató de satisfacer a su manera y lo más escondido posible. 
Muchos habían llevado linternas y potentes focos para hacer señas a los alienígenas, 
pero algunos bellacos no trepidaron en usar los faroles para iluminar a más de alguna 
dama estreñida que no se escondió lo suficiente. 
Esto ofendió a algún pariente, que las emprendió a peñascazos en contra del vehículo 
iluminador. Así, poco a poco y a causa de la espera, el frío y el alcohol, empezó una 
batahola. 
Al medio de todo esto estaba el pobre Presidente con su directiva tratando de imponer 
la paz. 
 
¡¡Caaalma hermanos!!! 
¡Zas! – pasaba una piedra a pocos centímetros de su cabeza. 
¡¡Caalma!! 
¡Plum! – ahora dio contra el techo del automóvil. 
¡Espeeeren! 
El Secretario, que era el dueño del vehículo, prudentemente optó por la retirada. 
Ahora comenzaron a bajar la cuesta, hacia el lado de Mallarauco, para alejarse de la 
contienda, y no volvieron hasta una hora después. 
Ya a las 4 y media de la mañana y entremedio de los trozos de vidrios quebrados en la 
trifulca, eran pocos los espectadores que quedaban, algunos enojados, otros dormidos y 
otros ebrios. Uno de estos últimos y dueño de un taxi Lada, al ver que el Presidente había 
regresado, corrió a su encuentro gritando: 
 
- Y...don Hugo. ¿Cuándo aterrizan las naves? 
-Yo nunca he dicho que vayan a aterrizar. 
- ¿Y pá qué nos hiciste venir entonces? 
 

80

- Yo a usted nunca le he dicho nada. 
- ¡Pero a mi compadre Cristian si! 
- ¿Quién es su compadre Cristian? 
El taxista se encontró sin argumentos, así es que optó por dar media vuelta, subir a su 
coche y salir haciendo resbalar los neumáticos, no sin antes detenerse al lado del 
Presidente y decirle: 
¿Sabís que más, viejo huevón.....? ¡¡Métete tus marcianos en el culo!! 
En ese momento no quedaban más de 12 personas en el cerro, todos trasnochados, 
cansados, aburridos y desilusionados. Pronto amanecería. 
Media hora más tarde alguien gritó señalando al sudeste. 
Desde muy lejos una luz blanca se acercaba, ¡Eran ellos!. 
Luego se vio claramente una luz roja que acompañaba a la principal. Luego una verde. 
Estaban más cerca, ¡Ahora se veía como la luz blanca parpadeaba! 
Enseguida comenzó a escucharse un zumbido similar al del motor de una avioneta, la 
que al sobrepasar la cima de la cuesta, se vio con más detalle. 
Días después, en la bitácora del Centro Científico de Investigación Académica de Ovnis 
y Entidades Extraterrenas, quedó estampado clara y fehacientemente por su directiva en 
pleno, tal como se le hizo saber a la prensa especializada, que el Domingo X , del año 
1986, a las 05,37 AM, tal como había sido anunciado, se realizó el encuentro programado 
con los representantes de la III Flota de la VI Galaxia y que debido al escepticismo y mal 
comportamiento de algunos terrícolas presentes, el comandante Carrilianish, en una 
medida muy sabia (como solo Ellos saben tomar), decidió presentarse con su nave 
disfrazada de avión. 
Muchos de ustedes se reirán, pero ¿No se parece a lo que está ocurriendo ahora con la 
―ufología‖ chilena? 
 

Oratorio 

 
Bueno ya sabía, o por lo menos creía que sabía, lo que me iban a hacer, y tal vez eso 
algo me tranquilizó. 
Pero ―una cosa es morire y otra cosa es parlare di morire‖ como una vez dijo el general 
Galtieri, cuando no le iba muy bien en su pelea contra los británicos. 
Cuando llegó el momento parece que se me anduvieron doblando las piernas. 
Algo intenté decir en la Sexta Parte, donde interviene alguien a quien jamás olvidaré. 
No es mucho lo que tengo en la memoria, pero lo poco que recuerdo de los momentos 
previos a la ―intervención‖, son prácticamente los únicos instantes desagradables de 
toda mi relación con Friendship. Tenía miedo. 
No sé exactamente a que le temía, pero era una mezcla de dolor físico, impotencia, y 
pánico por lo desconocido que venía. Por eso la mediación de Marilyn fue providencial. 
Me preguntó si quería rezar y se ofreció para acompañarme. 
¿Rezar yo? Me acordé de los terremotos, tan comunes en mi país. En esos momentos 
todo el mundo reza: ¡Misericordia Señor!, ¡Alabado seas!, ¡Calma señor tu ira!. 
El movimiento telúrico va cesando, las oraciones se van acallando. 
De repente viene una replica. 
¡Calma Señor tu ira!, ¡Perdona nuestros pecados! 
Una semana después la tierra está quieta y ya nadie reza. 
Comprendí con vergüenza que eso es lo que yo iba a hacer, que al fin y al cabo es lo 
mismo que hacen la mayoría de los cristianos en estos últimos días.