Hercólubus o Planeta Rojo - Autor: V.M. Rabolú - Libro completo (1)

22.07.2014 20:39

Hercólubus o Planeta Rojo

Hercólubus o Planeta Rojo

 

 

La Humanidad está embelesada con los pronósticos de los falsamente llamados científicos, que no hacen más que llenarla de mentiras, desfigurando la verdad. Vamos a hablar de Hercólubus o Planeta Rojo, que viene hacia la Tierra.

 

Los científicos, según versiones, ya hasta lo pesaron, que tiene tantas toneladas y diámetro, como si fuera algún juguete de niños; pero no es así. Hercólubus o Planeta Rojo es 5 ó 6 veces más grande que Júpiter, es un gran gigante, que no hay nada que lo tranque o desvíe.

 

Los Terrícolas creen que es un juguete y realmente es el principio del fin del Planeta Tierra; que ya llegó. Esto lo saben los demás mundos de nuestro Sistema Solar y hay gran afán de ellos por prestarnos una ayuda para evitar el cataclismo, pero nadie podrá detenerlo porque este es el castigo que merecemos, para acabar con tanta maldad.

 

--------------------------------------------------

 

Hago saber que Hercólubus es una creación, como nuestro mundo; tiene su humanidad que habita en él, tan perversa como la que habita aquí. Cada planeta, cada mundo tiene su humanidad. Que no crean los señores científicos que van a atacar a ese planeta y lo van a desintegrar, porque allá también tienen sus armas, que pueden responder y desaparecernos de un momento a otro. Si los atacan ellos se defienden y el fin sería más rápido.

 

Resulta y pasa que en el vaivén de la vida, todo retorna a su principio o a su fin. En el continente Atlante sucedió el mismo caso, con menos intensidad, pero en este retorno de los acontecimientos, el planeta nuestro no aguantará que pase muy cerca, volará en pedazos. Esto lo desconocen los señores científicos, porque ellos se creen muy poderosos con sus armas, capaces de destruír semejante gigante y están muy equivocados.

 

Lo que va a acontecer dentro de corto tiempo, es la desintegración de la famosa "Torre de Babel" que construyeron. Ya la terminaron y ahora vienen las consecuencias negativas para toda la humanidad.

 

-------------------------------------------------

 

Esto lo pueden negar los científicos con sus teorías, como lo están haciendo y lo han hecho, de desfigurar la verdad nada más que por orgullo, vanidad y el deseo de poder. Se reirán como asnos rebuznando, porque no son capaces de medir las consecuencias de lo que hicieron: Plagaron el planeta con bombas atómicas para apoderarse de él y no tienen en cuenta que existe Dios y su justicia, quien aplastará todo. A las bestias no se les puede hablar de Dios porque rebuznan y con sus hechos están negándolo, se creen los dioses y no es así.

 

Esas falsas potencias, que llaman ahora, quedarán en las ruinas tanto económica como moralmente, porque el dinero dentro de muy poco desaparecerá y el hambre y la miseria las acabará. No aguantarán un sacudón y quedarán impávidas del miedo y el terror. Ahí se van a dar cuenta verdaderamente que existe la Justicia Divina, para castigar la perversidad.

 

Lo que está sucediendo ahora, que todo el mundo anda entretenido buscando dinero a toda costa, sucedió en la Atlántida exactamente, que el dios de aquella época era el dinero; que las religiones dibujan como un becerro de oro.

 

--------------------------------------------------

 

Asimismo en esta época el dinero es el dios y están totalmente equivocados.

 

Los ricos, que tanto aúllan ahora de poder , serán los más infelices, porque nada van a hacer con tener cantidades de dinero, si no hay quien les venda o quien les compre. Se arrodillarán y llorarán pidiendo un plato de comida y aullarán como perros.

 

Cuando Hercólubus se acerque más a la Tierra, que se ponga a la par del sol, empezarán las epidemias mortíferas a expandirse por todo el planeta y los médicos o ciencia oficial no conocerán que clase de enfermedades son ni con qué se curan; quedarán manos arriba con las epidemias. Comenzará a desaparecer la vida en nuestro planeta y ahí es donde la humanidad tendrá que comer cadáveres de sus semejantes, por el Hambre arrolladora y el calor insoportable.

 

Llegará el momento de la tragedia, de la oscuridad: temblores, terremotos, maremotos; los seres humanos se desequilibrarán mentalmente, por no poder comer ni dormir; y viendo el peligro, al precipicio se lanzarán en masas, locos totalmente.

 

--------------------------------------------------

 

Esta raza va a desaparecer. No quedará vida en el planeta y la Tierra se hundirá en el océano, porque la Humanidad llegó a la perversidad más grande, que ya quiere traspasar el mal a otros planetas y ESO NO SE LO VAN A PERMITIR.

 

Los científicos y el mundo entero están llenos de pánico, sin empezar la destrucción todavía, pero el temor a Dios no existe en ningún terrícola. Creen que son amos y señores de la vida, que son poderosos y van a ver ahora que Sí HAY JUSTICIA DIVINA, que nos juzga de acuerdo a nuestras obras.

 

Lo que afirmo en este libro es una profecía a muy corto plazo, porque me consta el final del Planeta, lo conozco. No estoy asustando, sino previniendo, porque tengo angustia por esta pobre humanidad, ya que los hechos no se hacen esperar y no hay tiempo que perder en cosas ilusorias...