Los Lugares más Embrujados del Mundo

21.04.2013 23:27

 

Catacumbas de París, Francia
 
 
 
A medida que la población de París crecía durante el siglo XVIII, sus cementerios comenzaron a llenarse y las autoridades recurrieron a la imaginativa pero algo insensible medida de almacenar los cadáveres en un osario bajo tierra, donde antes había habido unas canteras. Se cree que permanecen allí los restos de seis millones de personas. No asombra que una falta de respeto tan grave hacia los muertos haya generado la creencia de que las catacumbas están embrujadas. Los visitantes dicen sentirse tocados por manos invisibles y tener la sensación de ser seguidos. En casos extremos y muy raros, algunas personas tuvieron crisis de histeria o aseguran haber sido estranguladas.
 
 
Las históricas calles adoquinadas y los grises edificios de piedra de Edimburgo evocan tiempos idos por lo que no sorprende que el castillo de 900 años de la capital escocesa, con sus torres sobre una colina escarpada de la ciudad, sea renombrado por sus fantasmas. De hecho, hay quien dice que Edimburgo es la ciudad más embrujada de Europa.
 
Los visitantes del castillo aseguran haber visto gaiteros fantasmales y tamborileros sin cabeza, además de los espíritus de prisioneros de guerra atrapados cientos de años. Algunos dicen haber visto un perro fantasma merodeando alrededor del cementerio de perros del castillo.
 
Playa Changi, Singapur 
 
 
 
 
A pesar de ser un país pequeño, Singapur tiene reportada una actividad paranormal mayor a lo habitual. La playa Changi, al este de esta isla-nación, fue utilizada para cometer asesinatos por los japoneses durante la masacre de Sook Ching en la Segunda guerra mundial, durante la cual miles de chinos fueron torturados y asesinados. Los testigos reportan misteriosos gritos y alaridos y cuerpos sin cabeza caminando por la playa. Arriba, el hospital Old Changi y el Changi Beach House son dos de los edificios más famosos por su relación con brujas en Asia.
 
Castillo Ballygally, condado de Antrim, Irlanda del Norte
 
 
 
 
El de Ballygally es el único castillo del siglo XVII en Irlanda del Norte que aún se utiliza como residencia y — más importante — es el edificios más hechizado de la Isla Esmeralda. El fantasma más famoso del castillo es el de Lady Isobel Shaw. Se dice que su marido la encerró sin alimentarla, luego de que fuera incapaz de darle un heredero varón y ella, en vez de morir de hambre, prefirió suicidarse saltando por una ventana. Se dice que su fantasma camina de noche por las galerías, despertando a los huéspedes al golpear en sus puertas y desapareciendo misteriosamente una vez que le abren.
 
 
Penitenciaria del este del estado, Filadelfia, Pennsylvania, EE.UU.
 
 
 
 
Alguna vez fue el edificio más caro de los EE.UU.. La penitenciaria del este del estado fue residencia de los más notorios criminales del país, y su modo draconiano de castigo (el sistema Pennsylvania tenía a los condenados purgando largas sentencias en soledad absoluta) era capaz de volver locos a los hombres. Es supuestamente uno de los edificios más embrujados de los EE.UU. y los visitantes dicen haber escuchado llantos, risitas nerviosas y suspiros saliendo de los muros de la prisión.
 
Coliseo, Roma, Italia
 
 
 
El Coliseo romano es no solo uno de los edificios más emblemáticos de la antigüedad, es uno de los considerados más embrujados. La sangrienta lujuria de Julio César sobre sus sojuzgados obligaba a los prisioneros políticos a pelear hasta la muerte con ferocidad bestial, en la arena manchada de sangre.
En los fosos ahora expuestos, bajo el Coliseo, guías turísticos, guardias de seguridad y visitantes hablan de puntos fríos, de ser tocados o empujados, del sonido de espadas chocando y de los fantasmales rugidos de los leones. En cada rincón del complejo, una vista común es la del soldado romano de pie, vigilando, su silueta recortada de manera espeluznante contra el cielo nocturno.