LA INFORMACION APORTADA POR EL PROYECTO APOLLO

21.05.2013 20:32

MISTERIO Nº 5: LOS "MASCONES" 

Atendiendo a lo que nos sugieren Vasin y Sherbakov sobre el origen de los mares de la Luna, se explica la presencia de esos mascones y las variaciones del campo gravitatorio como los restos del equipo técnico utilizado para la formación y bombeo de este cemento reparador de la superficie. La concentración de su peso bajo los "mares" lunares sería suficiente para explicar la fuerza de gravedad adicional de los mascones. 

 

 

MISTERIO Nº 6: ¿POR QUE EL LADO MAS ALEJADO DE LA LUNA ES DIFERENTE DEL QUE DA A LA TIERRA? 
 
Bajo la óptica de esta teoría de los rusos podemos imaginar a la Luna en su viaje por el universo donde podría haber recibido una gran cantidad de impactos repentinos en una sola cara. Esto, sin embargo, no explica la ausencia de "mares" en ese lado oculto. 
 
MISTERIO Nº 7: LA LIGEREZA Y BAJA DENSIDAD DE LA LUNA 
 
Muchos estudios apuntan a que nuestra Luna está hueca en gran parte, y los científicos soviéticos van más allá y afirman que está, no natural, sino artificialmente hueca. Vasin y Sherbakov señalan que la baja densidad del material lunar se puede explicar por la estructura hueca de este astro, comparada con la de la Tierra. 
 
MISTERIO Nº 8: SU ORIGEN 
 
En relación a la teoría de la formación de la Luna a partir de la misma nube de gases y hasta donde saben los científicos, no existe razón alguna que explique que el material más denso se acumule en el objeto más grande, la Tierra, y el material menos denso prefiera acumularse en el objeto más pequeño. En relación a la teoría de la captura, los científicos se preguntan cómo una luna tan grande pudo aproximarse a la Tierra en el ángulo justo y a la velocidad adecuada para ser atrapada por la fuerza de gravedad y permanecer girando a nuestro alrededor. Más misterioso todavía es el hecho de que, una captura así tendría que haber dejado una órbita elíptica pronunciada y como ya hemos visto, la órbita de la Luna es casi circular. 
 
La teoría de los científicos rusos nos dice que la Luna fue situada en esa órbita artificialmente por una civilización altamente desarrollada, esto explicaria no su origen en última instancia, pero sí su peculiar tamaño y órbita. Hay que señalar que Vasin y Sherbakov no afirman que su teoría sea definitivamente correcta pero sí es verdad que hemos visto que con ella se pueden explicar muchos de los enigmas lunares que hoy en día los científicos ortodoxos y dogmáticos no pueden explicar y que, de esta manera, constituyen un freno para el desarrollo de la Ciencia. Vasin y Sherbakov concluyen su teoría con las siguientes palabras:
 
“Creemos que las cuestiones que hemos planteado en relación a nuestra Luna proporcionan base suficiente para considerar seriamente el asunto; el resultado puede ser la clarificación de muchos misterios lunares. Ahora, naturalmente, tenemos que esperar hasta encontrar pruebas directas que apoyen nuestra teoría. O que la invaliden. Probablemente no será una larga espera... 
 
Desconozco si dichas pruebas a favor o en contra de esta teoría se han producido, lo que está claro es que la base de la misma es suficiente para ser considerada en serio. Esta teoría fue enunciada hace muchos años y en lo que sí se equivocaron fue en el tiempo de la espera ya que aún hoy, en el siglo XXI, seguimos esperando. Esta idea de la Luna como satélite artificial fue también señalada por el astrónomo Vladimir Koval que en 1981 en la revista "Juventud y Tecnología" publicó un artículo que afirmaba que la Luna era el legado de una civilización extraterrestre antigua. 
 
El astrónomo Vladimir Koval hacía referencia a la similitud de la Luna con otros satélites de Saturno y Júpiter y basándose en esta similitud proponía situar el origen de la Luna en una órbita entre Marte y Júpiter en la cual, conforme a la regla de Titus-Bode debería hallarse el "desaparecido" planeta Faetón. Las condiciones de formación de cuerpos celestes en dicha zona eran tales que todos ellos se habían formado como "hermanos gemelos" y afirma Koval que la aparición de la Luna tuvo influencias en la Tierra, provocando cambios climáticos, inundaciones catastróficas, terremotos y extraños desplazamientos de los polos magnéticos y geográficos. 
 
LA INFORMACION APORTADA POR EL PROYECTO APOLLO 
 
Los seis vuelos a la Luna han producido abundante material informativo: unos 415 kilos de rocas y suelo lunar y más de 30.000 fotografías. Unas de las conclusiones a las que podemos llegar es que, toda la información 
descubierta por la NASA apoya la teoría soviética de Vasin-Shervakov. 
 
LA EDAD DE LA LUNA 
 
Las rocas más antiguas descubiertas en la Tierra se hallaron en Groenlandia. Datan de hace 3.700 millones de años (m.a.). La primera roca que Neil Armstrong recogió después de alunizar en el Mar de la Tranquilidad tiene más de 3.600 m.a. Pero otra de las rocas recogidas en esa misión databa de 4.300 m.a., otra 4.500 m.a.. Y una de las muestras de suelo recogidas por el Apollo 11 parecía tener 4.600 m.a.: prácticamente la misma edad que los científicos creen que tiene la Tierra y el mismo sistema solar. Pero la NASA no reconoce oficialmente que ninguna de las rocas lunares tenga más de 4.500 m.a. Sin embargo, existen otros informes. 
Según Sky and Telescope, (Cielo y Telescopio, revista astronómica), en la Conferencia Lunar de 1973 se reveló que una de las rocas lunares tenía 5.300 m.a. Otro informe, basado en el sistema de datación del potasio-argón asegura que “algunas de las rocas arrojan una inaceptable edad de 7.000 m.a.”. Y todavía hay otro informe que asegura: “Dos de las rocas del Apollo 11 datan de hace 20.000 m.a., estas edades parecen imposibles ya que cuadruplican la de nuestro planeta y de todo el sistema solar”.
 
Si la edad de alguna de estas rocas es exacta, significa que la Luna, definitivamente, vino de fuera de nuestro sistema solar y como ya hemos visto, es muy improbable que pudiera ser captada naturalmente por la Tierra. Evidentemente, las implicaciones de estas cifras junto a la posible veracidad de la teoría de Vasin- Sherbakov van más allá de lo imaginable. 
 
Las edades conflictivas de las rocas y del suelo lunar. Los científicos se asombran al encontrar rocas que estaban juntas y presentaban una enorme diferencia de edad, aunque lo que les perturbó realmente fue la contradictoria edad de las muestras del suelo y del polvo lunar. Los fragmentos de roca tenían una composición química determinada mientras que el polvo lunar presentaba otra completamente distinta hallándose incluso varios tipos de aminoácidos como alanina y glicina. Pero las rocas tampoco eran en sí homogéneas. La roca 13 ( Nº 12013), traída por el Apollo 11, parecía arrojar una antigüedad de 4.500 m.a.
 
El Dr. Paul Gast, jefe de las Divisiones Científicas Lunar y Terrestre de la NASA, dijo que esta roca era “un revoltijo, un bizcocho de mármol”, debido a la variedad de sus componentes de diversas edades y composición química. La mayoría de las rocas recogidas en el primer alunizaje daban 3.600 millones de años, pero el suelo sobre el que estaban parecía tener 4.600 millones de años. En las pruebas de la expedición Apollo 12 aparecieron las mismas contradicciones.