Grandes Maestres del Priorato de Sión

19.02.2014 23:21

 

Autores franceses como Franck Marie (1978), Jean-Luc Chaumeil (1979, 1984, 1992) y Pierre Jarnac (1985, 1988) nunca han tomado a Pierre Plantard y el Priorato de Sion en serio. Concluyeron que todo era un fraude, y para ello los historiadores perfilaron detalladamente sus argumentos y dieron múltiples pruebas que los investigadores de la novela del Santo Grial; del cual se hizo famoso mundialmente el Priorato de Sion, no habían contado la verdad, y que habían omitido datos conocidos. Con ello, argumentan que las pruebas de éstos últimos no podían mantener la versión mítica de la historia del Priorato.
Visión legendaria del Priorato de Sión
En primer lugar hay que decir que no hay ninguna fuente seria que apoye esta teoría, que se basa, principalmente en revistas esotéricas, novelas como "El Código Da Vinci" o libros como "El Enigma Sagrado" que sus propios autores confiesan que no tiene base ni rigor histórico.
Según el artículo I.c del original de 1956 de los Estatutos del Priorato de Sión, la asociación adoptó ese nombre de una montaña cercana a la ciudad francesa de Annemasse, llamada Sion. El objetivo de esta logia iniciática era un movimiento vanguardista dedicado a la restauración de la nobleza y la monarquía en Francia, mediante los derechos de realeza de Pierre Plantard.
Para ello, Pierre Plantard indicaba estos hechos y derechos mediante unos pergaminos que según los partidarios, serían los que el padre Bérenger Saunière había descubierto mientras arreglaba su iglesia. Entre estos documentos indicó la existencia de un linaje legendario del Priorato de Sión, supuestamente surgido de los restos de la Orden de Sión, que había sido fundada en Jerusalén durante la Primera Cruzada por Godofredo de Bouillon. Así con estos documentos pretendían mostrar la supervivencia de la dinastía merovingia de los reyes francos.
Los partidarios más cercanos a la idea de la existencia real del Priorato, se basan en los siguientes argumentos:
Hay una lista de Grandes Maestres ilustres . Ello indicaría que la Orden de Sión tendría una larga historia que comenzaría con la creación de los Caballeros Templarios y sus frentes militar y financiero. No obstante, esta lista se basa en un documento reconocidamente falso.
Se dice que tuvo un importante papel en la promoción del mito del "río oculto de esoterismo", el Alph, en la Europa medieval.
Se jura reinstaurar la dinastía Merovingia, que gobernó el reino Franco de 447 a 751 d.C., en los tronos de Europa y Jerusalén, a pesar de no quedar ni un sólo descendiente acreditado de tal dinastía.
La orden protegería a esta dinastía real porque según la doctrina de la orden, la dinastía Merovingia son los descendientes directos de Jesús y su esposa María Magdalena.
 

Grandes Maestres del Priorato de Sión

 
La lista que aquí se presenta a continuación es la de las personas que supuestamente han sido los Grandes Maestres del Priorato:
Jean de Gisors (1188-1220)
Marie de Saint-Clair (1220-1266)
Guillaume de Gisors (1266-1307)
Edouard de Bar (1307-1336)
Jeanne de Bar (1336-1351)
Jean de Saint-Clair (1351-1366)
Blanche d'Évreux (1366-1398)
Nicolas Flamel (1398-1418)
René d'Anjou (1418-1480)
Yolande de Bar (1480-1483)
Sandro Botticelli (1483-1510)
Leonardo da Vinci (1510-1519)
Charles de Bourbon (1519-1527)
Ferrante Gonzaga (1527-1575)
Ludovico Gonzaga (1575-1595)
Mart Debiasì (1578-1601)
Robert Fludd (1595-1637)
Johann Valentin Andreae (1637-1654)
Robert Boyle (1654-1691)
Isaac Newton (1691-1727)
Charles Radclyffe (1727-1746)
Charles Alenxadre de Lorraine (1746-1780)
Maxilian Franz von Habsburg-Lothringen (1780-1801)
Charles Nodier (1801-1844)
Víctor Hugo (1844-1885)
Claude Debussy (1885-1918)
Jean Cocteau (1918-1963)
Pierre Plantard (1963-2000)
Dado que Plantard es quien creó esta lista con la falsificación de los documentos que dieron origen a la Leyenda del Priorato de Sión, a su muerte se cerró la lista de Grandes Maestres del Mismo.
Los objetivos últimos del Priorato de Sion serían:
la fundación de un "Santo Imperio Europeo" que se convertiría en la siguiente superpotencia y el promotor de un nuevo orden mundial de paz y prosperidad;
la suplantación de la Iglesia Católica Romana por una religión estatal ecuménica y mesiánica gracias a la revelación del Santo Grial y el "Testamento de Judas" que demostraría las causas de los seguidores de Juan el Bautista y sacaría a la luz pública a los descendientes de Jesús y María Magdalena;
la reinstauración del Rey ungido del Gran Israel (el descendiente del Rey David).