De su garganta salía a veces una voz áspera y masculina

25.05.2013 21:38

 

poltegeist_1

poltegeist_2

poltegeist_3

Secuencia de fotografías tomadas con una cámara en la habitación de Janet, donde se ve

como la almohada de Margarita “salta” de la cama y hace que la pequeña se despierte de golpe.

Dos días más tarde, el caso Enfield era portada del Daily y todos los medios se hicieron eco de la noticia. Incluso ese mismo día, Grosse y la señora Harper participaron en un programa de televisión.

Los sucesos continuaron e incluso llegaron a convertirse en algo bastante peligroso para la familia Harper. A los objetos que se movían o desaparecían cambiando de lugar y a las interferencias eléctricas que averiaba los sistemas de grabación de los reporteros, se sumaban con el tiempo nuevos episodios como charcos de agua que aparecían sin motivo alguno, los muebles que eran lanzados escaleras abajo o los cajones que salían de sus lugares disparados. Cualquier objeto de la casa era susceptible de salir volando en cualquier momento, con el peligro de encontrarse en su ruta… de vez en cuando, brotes de fuego surgían de la nada y, del mismo modo, se extinguían sin dejar marca alguna de quemaduras, las cortinas se agitaban como en un vendaval estando todas las ventanas y puertas cerradas. En una ocasión, Janet aseguró que la cortina cercana a su cama se retorció varias veces en espiral para luego enrollarse en su cuello intentando estrangularla, todo esto, ante la presencia de su madre y tras, según contó Janet, sentir una fuerza invisible que la había sacado de la cama y la había arrojado hacia las cortinas.

porltergeist_enfield_1

porltergeist_enfield_2

porltergeist_enfield_3

Secuencia donde se aprecia el movimiento de las cortinas