Datos científicos y documentación sobre Hercólubus.

13.08.2013 17:18

Hercólubus y el acantilado de Kuipper.

 
El "cinturón de Kuipper" es un conjunto de objetos transneptunianos tales como cometas, asteroides y planetoides que orbitan a una distancia del Sol que oscila entre las 30 UA y las 50 UA, de repente en el borde exterior del cinturón de Kuiper se encuentra el más absoluto de los vacíos, pues la densidad de objetos cae espectacularmente, convirtiéndose en un final abrupto.
 
Eso se debe a la existencia de un planeta lo suficientemente grande como para atraer a todos esos cuerpos hacia su órbita. Diferentes investigaciones estiman que este planeta, Hercólubus, está orbitando a una distancia de unas 100-200 UA del Sol.
 
 
 

Datos científicos y documentación sobre Hercólubus.

 
1841 - John Couch Adams investiga la perturbación en la órbita de Urano.
En 1841, John Couch Adams empieza a investigar las grandes perturbaciones en la órbita de Urano. Adams asume que las desviaciones son causadas por la gravitación de un planeta desconocido.
 
1845 - Urbain Le Verrier investiga también las perturbaciones en la órbita de Urano
En 1845 Urbain Le Verrier empieza a investigar las perturbaciones en la órbita de Urano.
 
1846 - Le Verrier declara que debe haber otro planeta desconocido.
En septiembre de 1946, una semana después del descubrimiento de Neptuno, Le Verrier declara que debe haber otro planeta desconocido.
 
1877 - David Todd. Usa un método gráfico para calcular la órbita de un planeta trans-neptuniano.
En 1877, David Todd utilizó un "método gráfico", y a pesar de las incongruencias de los residuos de Urano, derivó elementos para un planeta trans-neptuniano: distancia media 52 UA, período 375 años, y magnitud más débil que 13. A su longitud de 1.877,84 se le dieron 170 grados con un error de 10 grados. La inclinación era de 1,40 grados y la longitud del nodo ascendente 103 grados.
 
1879, Camille Flammarion añade otro indicio de la existencia de un planeta más allá de Neptuno.
En 1879, Camille Flammarion añadió otro indicio de la existencia de un planeta más allá de Neptuno: el afelio de los cometas periódicos tendía a agruparse alrededor de las órbitas de los planetas grandes. Júpiter tiene la mayor parte de esos cometas, y Saturno, Urano y Neptuno tienen sólo unos cuantos cada uno.
Flammarion descubrió dos cometas, el 1862 III con un período de 120 años y afelio a 47,6 UA, y el 1889 II, con un período algo mayor y el afelio a 49,8 UA. Este descubrimiento le llevó a deducir que había un planeta hipotético que se movía a unas 45 UA.
 
1880 - El profesor Forbes realizó un estudio sobre las órbitas planetarias.
En el año 1880, el profesor Forbes publicó una memoria concerniente al afelio de los cometas y su relación con las órbitas planetarias.
 
1900 - Forbes calcula que había un planeta trans-neptuniano.
Alrededor de 1900, se conocían cinco cometas con un afelio fuera de la órbita de Neptuno, por ello Forbes dedujo que había un planeta trans-neptuniano moviéndose a una distancia de unas 100 UA, y otro más a 300 UA, con períodos de 1.000 y 5.000 años.
 
1900 - Hans-Emil Lau, de Copenhague, calculó dos planetas trans-neptunianos.
En 1900, Hans-Emil Lau, de Copenhague, publicó los elementos de dos planetas trans-Neptunianos a 46,6 y 70,7 UA de distancia, con masas de 9 y 47,2 veces la de la Tierra, y la magnitud del planeta más cercano alrededor de 10-11. Las longitudes de esos hipotéticos cuerpos en 1900 eran de 274 y 343 grados, ambas con un gran error de 180 grados.
Durante los siguientes 5 años, varios astrónomos y matemáticos publicaron sus propias ideas sobre lo que podía encontrarse en las zonas exteriores del sistema solar. Gaillot, del Observatorio de París, propuso dos planetas trans-neptunianos a 45 y 60 UA.
 
1901 - Gabriel Dallet calculó un planeta desconocido a 47 UA
En 1901, Gabriel Dallet dedujo un planeta hipotético a 47 UA con una magnitud de 9,5-10,5 y longitud en 1900 de 358 grados. El mismo año Theodor Grigull derivó una longitud para un planeta trans-neptuniano a menos de 6 grados del planeta de Dallet, y más tarde redujo la diferencia a 2,5 grados. Se suponía que este planeta estaba a 50,6 UA.
 
1902 - Theodor Grigull expuso sus cálculos sobre un planeta trans-neptuniano.
El Dr. Theodor Grigull de Munster, Alemania, propuso en 1902 un planeta del tamaño de Urano a 50 UA y período de 360 años, al que llamó "Hades".
Grigull basó su trabajo principalmente en las órbitas de los cometas con afelio más allá de la órbita de Neptuno, probando si la atracción gravitatoria de tal cuerpo produciría las desviaciones observadas en el movimiento de Urano.
 
1904 - Thomas Jefferson Jackson See predijo tres planetas trans-neptunianos.
Thomas Jefferson Jackson See calculó tres planetas trans-neptunianos: "Oceanus" a 42,25 UA y período de 272,2 años y una longitud de 200 grados. "Trans-Oceanus" a 56 UA y período de 420 años. Y finalmente otro a 72 UA y período de 610 años.
 
1921 - Theodor Grigull revisó el período orbital de "Hades"
En 1921 Grigull revisó el período orbital de "Hades" y lo cambió a 310-330 años, para ajustarse mejor a las desviaciones observadas.
 
1929 - Clyde Tombaugh encontró el planeta Plutón.
En diciembre de 1929 un joven granjero y astrónomo aficionado, Clyde Tombaugh de Kansas, fue contratado para que hiciera la búsqueda.
Tombaugh comenzó su trabajo en abril de 1929. El 23 y 29 de enero, Tombaugh expuso el par de láminas en las que encontró a Plutón mientras las examinaba el 18 de febrero. Por entonces Tombaugh había examinado cientos de parejas de láminas y millones de estrellas.
La primera órbita computada para Plutón tenía una excentricidad de 0,909 y un periodo de 3.000 años. Esto arrojó algunas dudas sobre si era un planeta o no. Sin embargo, unos meses después, se obtuvieron unos elementos orbitales para Plutón considerablemente mejores.
 
1942 - R. S. Richardson utilizó el cometa Halley para calcular un planeta trans-plutoniano.
En 1942, R. S. Richardson descubrió que un planeta del tamaño de la Tierra a 36,2 UA, o a 1 UA más allá del afelio del Halley, retrasaría el paso del Halley por su perihelio para que concordase mejor con las observaciones. Un planeta a 53,3 UA, de 0,1 masas terrestres tendría un efecto similar.
 
1946 - Francis M. E. Sevin sugirió un planeta trans-plutoniano.
En 1946, Francis M. E. Sevin sugirió un planeta trans-plutoniano a 78 UA. Primero derivó esto de un método empírico curioso en el que agrupaba los planetas y el asteroide errático Hidalgo en dos grupos de cuerpos interiores y exteriores:
Grupo I: Mercurio Venus Tierra     Marte Asteroides Júpiter 
Grupo II:     ?       Plutón Neptuno Urano Saturno     Hidalgo
Luego añadió los logaritmos de los períodos de cada par de planetas, encontrando una suma constante de aproximadamente 7,34. Suponiendo que esta suma es válida también para Mercurio y el trans-plutoniano, llegó a un período de unos 677 años para "Transplutón". Más tarde Sevin desarrolló un juego completo de elementos para "Transplutón": dist 77,8 UA, período 685,8 años, excentricidad 0,3, masa 11,6 masas terrestres.
 
1950 - K. Schutte de Munich sugirió un planeta trans-plutoniano.
En 1950, K. Schutte de Munich utilizó los datos de ocho cometas periódicos para sugerir un planeta trans-plutoniano a 77 UA.
1954 - H. H. Kitzinger sugirió un planeta trans-plutoniano.
En 1954, H. H. Kitzinger de Karlsruhe, utilizando los mismos ocho cometas, extendió y refinó el trabajo, encontrando que el supuesto planeta estaba a 65 UA, con un período de 523,5 años, una inclinación orbital de 56 grados, y una magnitud estimada de 11.
 
1957 - H. H. Kitzinger reviso sus cálculos del planeta trans-plutoniano.
En 1957, Kitzinger retomó el problema y concluyó nuevos elementos: dist 75,1 UA, período 650 años, inclinación 40 grados, magnitud alrededor de 10.
 
1959 - H. H. Kitzinger actualizó nuevamente sus cálculos del planeta trans-plutoniano.
Retomó el problema otra vez en 1959, llegando a una distancia media de 77 UA, período de 675,7 años, inclinación 38 grados, excentricidad 0.07 años
 
1972 - Brady utilizó el cometa Halley para calcular un planeta trans-plutoniano.
En 1972, Brady predijo un planeta a 59,9 UA, período 464 años, excentricidad 0,07, inclinación 120 grados (es decir, en una órbita retrógrada), magnitud 14-14, y del tamaño de Saturno aproximadamente. Tal planeta trans-plutoniano reduciría los residuos del Cometa Halley significativamente hasta el paso por el perihelio de 1456.
 
1976 - Tom van Flandern busco un 10º planeta por las deviaciones orbitales de Urano Y Neptuno.
Tom van Flandern examinó las posiciones de Urano y Neptuno en los años 70. Las órbitas calculadas para Neptuno se ajustaron a las observaciones sólo durante unos años, y luego comenzaron a disconcordar. La órbita de Urano se ajustó a las observaciones durante una revolución, pero no durante las revoluciones previas. En 1976, Tom van Flandern se convenció de que había un décimo planeta.
 
1976 - Publicación del libro "El Duodécimo Planeta"
En este libro el investigador y Arqueólogo Zecharia Sitchin expone los datos que dejaron los sumerios escritos en tablillas de arcilla. Los sumerios, primera civilización conocida, vivieron en la antigua Mesopotamia 3.000 años a.c. aproximadamente.
Los sumerios describieron un gran planeta que llamaban "Nibiru" (planeta del cruce), cuya órbita se cruza con la Tierra cíclicamente.
Los babilonios le dieron a este planeta el nombre de su principal deidad, Marduk.
Sitchin con todos estos datos arqueológicos llega a la conclusión de que la órbita de Hercólubus o Nibiru es de 3.600 años, alcanzando en cada órbita un punto muy próximo a la Tierra.
 
1978 - James W. Christy calculó la masa de Plutón y vio que tenía que haber otro planeta más grande desconocido.
La masa de Plutón era muy difícil de determinar. Se dieron distintos valores en diferentes momentos -- el problema no se aclaró hasta que James W. Christy descubrió Caronte, la luna de Plutón, en junio de 1978. ¡Se demostró entonces que Plutón sólo tenía el 20% de la masa de nuestra Luna! Eso hizo a Plutón desesperadamente inadecuado para producir perturbaciones gravitatorias medibles en Urano y Neptuno. Plutón no podía ser el Planeta X. Es decir, el planeta encontrado no era el planeta esperado.
 
1981 - Reunión de la Sociedad Astronómica Americana.
En enero de 1981, varios periódicos declararon que la órbita de Plutón señalaba que existía un 10º planeta.
La información provenía de un astrónomo del Observatorio Naval americano, que explicó en una reunión de la Sociedad Astronómica americana, que la irregularidad en la órbita de Plutón indica que el sistema solar contiene un 10º planeta.
 
1982 - Reconocimiento oficial de la existencia de Hercólubus por la NASA
En 1982, la NASA reconoció la existencia de Hercólubus oficialmente haciendo el siguiente anuncio: "Un objeto realmente grande está, allí más allá de los planetas exteriores."
Artículo escrito el 17 de junio de 1982 por el Ames Research Laboratory de la NASA.
 
1983 - Se lanza IRAS (Satélite Astronómico Infrarrojo) que encontró a Hercólubus.
En 1983, es lanzado IRAS (Satélite Astronómico Infrarrojo) que rápidamente encontró a Hercólubus.
El 30 de diciembre de 1983 el Washington Post publicó "Se ha encontrado un cuerpo celeste, parte de este sistema solar, tan grande como Júpiter y en dirección de la constelación de Orión por un telescopio orbital."
 
 
 
Los titulares de otros periódicos fueron:
"Cuerpo Misterioso Encontrado en el Espacio "
 
"El Objeto Gigante Envuelve en Misterio a Astrónomos"
 
"En el Borde de sistema solar, el Objeto Gigante es un Misterio"
 
"Los científicos de IRAS vieron el cuerpo misterioso, y calculan que puede estar tan cercano como 50 mil millones millas y moviéndose hacia la tierra"