Castillos Encantados

Una Madre Asesina, Castillos Encantados

11.02.2014 20:00

 

Una Madre Asesina

 

 

 
Testigos mudos de las pasiones e intrigas de la generaciones que han habitado en ellas, ciertas casas parecen albergar las sombras de su propio pasado.
 
A lo largo de los corredores y almenas de antiguos castilloa azotados por el viento, en la húmeda penumbra de las mansiones envueltas en la niebla, viejos agravios, injurias y anhelos parecen seguir vivos, aferrándose como la bruma a las frías piedras que los vieron nacer...
 
Las leyendas sobre casas encantadas son muy antiguas, pero los fantasmas...¿son auténticos? ¿O son meras invenciones humanas, inspirados por el aire lleno de miasmas y el aspecto amenazador de ciertas mansiones?
 
Algunos investigadores Psíquicos han sugerido que los fantasmas, aunque solo sean reflejos luminosos de intensos sentimientos y sucesos siniestros que tuvieron lugar en otro tiempo, son quienes encantan las casas.
 
En 1908, por ejemplo, el físico Sir Oliver Lodge, propuso que los encantamientos eran una "representación espectral", de tragedias ocurridos en un pasado lejano...
 
Lodge y otros colegas creían que la emociones violentas, pueden quedar impresas de algún modo en el entorno donde se experimentaron, transmitiéndose más tarde a algunas personas que son lo bastante sensibles como para sintonizar con ellas.
 
Quizá no resulte sorprendente, por tanto, que las leyendas y tradiciones sobre encantamientos estén llenas de historias altamente cargadas de emoción.
 
Como muestran los ejemplos de las páginas siguientes, los fantasmas aparecen supuestamente en calidad de temibles precursores de catástrofes, o bien como espectros de aquellos cuyas pasiones en vida, no les dejaron reposar en la muerte: gente llena de deseos perversoso. profundos remordimientos, o necesidad de representar eternamente, sin descanso, la tragedia de un amor frustrado...
 
 ********************************************************************

 

 
Bisham Abbey se encuentra a unos cuantos kilómetros al oeste de Londres, en la orilla del Támesisi.
 
Se dice de ella que es la casa más encantada de todo Berkshire.
 
En su forma primitiva, esta Abadía, albergó en el siglo XIII a una comunidad de caballeros Templarios, Orden de Cruzados medievales orientada hacia la música.
 
Con el correr de los siglos, nuevos propietarios fueron agrandando y embelleciendo la mansión, que aún permanece en pie.
 
 
En la época Isabelina, residían allí los Hoby, familia aristocrática cuajada de eruditos y diplomáticos.
 
 
Mujer cultivada y brillante, Lady Elizabeth Hoby era confidente de la reina Isabel I; pero según la leyenda también una asesina de niños...
 
 
Secree que Lady Hoby tuvo seis hijos. El más pequeño se llamaba William y, cosa rara en la familia, era incapaz de aprender.
 
Mujer ambiciosa y llena de orgullo, en una ocasión se enfureció de tal modo al ver el emborronado cuaderno de lecciones de su hijo, que le golpeó hasta la muerte...
 
Otras versiones afirman que Lady Hoby, después de castigar al chico encerrándolo en un armario, o de atarle a una silla y ordenarle que enmendara su trabajo, se habría ido a visitar a la Reina y no habría regresado hasta varios días más tarde, encontrando muerto a su hijo.
 
Puede que todas las variantes de esta historia brutal no sean más que simples fabulaciones; de hecho no hay constancia del nacimiento de William. Sin embargo, durante las obras de remodelación de la Abadía que tuvieron lugar en 1840, los trabajadores encontraron entre las viguetas del suelo del comedor algunos cuadernos desteñidos con las firmas de la familia Hoby. En uno de ellos, las páginas estaban llenas de borrones y tachaduras.
 
Si Elizabeth Hoby mató realmente a su hijo, debió vivir mucho tiempo con la culpa.
 
Según alguna fuentes, murió a la edad de 81 años, otras indican que que habría vivido hasta los 90. Tal vez ni siquiera la muerte puso fin a sus remordimientos...
 
Entre los distintos informes sobre apariciones de fantasma en Bisham Abbey, se ha dicho que la sombra de Lady Hoby vaga por la mansión con el semblante lleno de dolor: ante ella flota un recipiente lleno de agua invisible en el que sumerge las manos, como una Lady Macbeth espectral, tratando de lavar su culpa...

 

LA CITA DE UN SEÑOR FEUDAL CON EL MALIGNO, Castillos Encantados

11.02.2014 19:58
 

LA CITA DE UN SEÑOR FEUDAL CON EL MALIGNO

 

 

 
 
Macizas y achaparradas, las ruinas de piedra arenisca del castillo de Hermitage se agazapan amenazadoras en los desolados páramos escoceses próximos a la frontera inglesa.
 
La leyenda dice que el nombre procede de un hermitaño que comenzó a construir una capilla en ese lugar hacia la década de 1170.
 
El castillo en si lo terminó de construir en el siglo XIII, Nicholas de Soulis, cabeza de una noble familia normanda. Fue William, hijo de Nicholas, quien trajo la infamia- y según dicen algunos-, los "encantamientos" al castillo de Hermitage.
 
 
Según las viejas historias de la frontera, William era un apasionado de la Magia Negra.
 
Estudió con el gran mago Michael Scott, aprendizaje que lo convirtió en un montruo siniestro.
 
Se dice que de Soulis, tras secuestrarlos, asesinaba niños en las mazmorras del castillo y usaba su sangre en rituales para invocar al colmilludo diablo Robin Redcap.
 
A cambio de la sangre de estas jóvenes víctimas, Redcap garantizaba que de Soulis no pudiera ser dañado ni por acero ni por cuerda, gracias a lo cual sería inmune a las causas de muerte violenta más habituales en aquella época, considerándose a si mismo invulnerable.
 
William aterrorizó al país con sus asesinatos de niños y otra serie de ultrajes.
 
La historia cuenta que de Soulis, tras fracasar en un complot para apoderarse de la corona escocesa del rey Robert Bruce, fue encarcelado y murió en prisión, pero las leyendas de la frontera le asignan un destino diferente.
 
Según éstas, los lugareños expusieron anta el rey Robert sus agravios contra de Soulis.  Molesto por las reiteradas quejas el rey les dijo: "Colgadle, metedlo en agua hirviendo o haced con él lo que os plazca, pero por el amor de Dios, que no vuelva a oír nada más sobre él".
 
Tomando al pie de la letra la palabra real, el pueblo capturó a de Soulis, le envolvieron en una lámina de plomo y le hecharon en una caldera de agua hirviendo.
 
Se supone que el fantasma de William de Soulis, fue condenado a aparecer cada siete años en las mazmorras del castillo de Hermitage para encontrarse con Robin Redcap, dueño de su alma.
 
La pareja de espíritus malignos revela su presencia con risas diabólicas y aullidos que hielan la sangre...
 
 
*********************************************************************

 

La Camarera de la Reina, Castillos Encantados

11.02.2014 19:55

La Camarera de la Reina

 
 
 

 

 
 
Recortándose amenazador contra el cielo, en la cima de un risco de basalto, con una caída de 75 metros sobre el río Forth, se alza el castillos de Stirling, considerado por mucho tiempo, como la fortaleza más poderosa de Escocia.
 
Debido a su estratégica ubicación central, el poeta Alexander Smith, lo llamó "el gran broche" que "mantiene unidas las Highlands y Lowlands" (tierras Altas y Bajas Escocesas).
 
El edificio de piedra que ha llegado hasta nuestros días, se construyó en el siglo XV, en sustitución de un fuerte de madera que había dominado las llanuras circundantes durante cerca de trescientos años.
 
El Castillo de Stirling fue residencia favorita de Reyes y sus ventanas proporcionaron una posición estratégica para contemplar algunas batallas decisivas que sostuvo Escocia durante la Edad Media en su lucha para independizarse de Inglaterra.
 
En 1543, siendo todavía una niña, María Estuardo fue coronada Reina de Escocia en la capilla del Castillo y ya de adulta residió en él por temporadas.
 
 
Se cuenta que en los sombríos corredores de Stirling, acechan miríadas de fantasmas, en torno a los cuales se han tejido muchas leyendas. 
 
Una de ellas se refiere a la "Dama Verde", de quien se dice que ha sido vista a menudo por los habitantes del Castillo, incluso en épocas recientes.
 
Algunos afirman que fue en vida camarera de la Reina María y que salvó a su señora de la muerte.
 
La historia cuenta que la chica, después de tener la premonición de que María estaba en peligro, corrió a la cámara real y descubrió que las llamas estaban devorando las pesadas colgaduras del lecho; la reina estaba dormida, pero la sirvienta la puso a salvo.
 
María Estuardo relató más tarde que había una profecía según la cual un incendio en Stirling, iba a amenazar su vida.
 
 
Con el correr de los siglos, tomó cuerpo la creencia de que las apariciones de la Dama Verde, anunciaban incendios y otros desastres.
 
Se cuenta que fue vista por un cocinero de las tropas acuarteladas en ese momento en el castillo.
 
El hombre aseguraría luego que mientras estaba removiendo la sopa, tuvo la sensación de que alguien lo observaba; al darse la vuelta, vio una nebulosa figura de mujer vestida de verde. No se produjo ninguna catástrofe, a no ser por el desvanecimiento que sufrió el cocinero...
 
*************************************************************


 

Elementos: 1 - 3 de 3